Fundación Grothendieck: una apuesta por la educación ambiental en Colombia

 

Educación ambiental para la construcción de una Colombia sostenible, por medio del uso responsable del conocimiento y las nuevas ideas.

 

Los problemas socioambientales se han agravado con la profundización del sistema de desarrollo dominante basado en políticas neoliberales, extractivistas y con enfoques mercadocéntricos (Martínez, 2010). Por ello, se hace imperiosa la necesidad de fortalecer y estructurar las iniciativas de educación ambiental en América Latina, un reto enorme que requiere del trabajo tanto de los Estados como de la sociedad civil y del sector privado. La educación ambiental principalmente se ocupa de la relación entre el ser humano y el ambiente, sea este natural o artificial, y de las consecuencias de esta relación. Así como también de abrir espacios de creación e innovación para enfrentar las problemáticas ambientales con los jóvenes.

 

En Colombia la educación ambiental para niñxs y jóvenes aún es muy débil y amerita ser centralizada en los temas de debate nacional para generar un plan educativo ambiental robusto, lo cual puede darse para nuestras próximas elecciones. Mientras esto ocurre, la Fundación Grothendieck abre espacios a niñxs y jóvenes entre 11 y 18 años, en aras de entender la problemática del cambio climático y generar alternativas para la mitigación y adaptación junto a estos jóvenes, quienes buscan espacios de participación y agencia para la construcción de un país sostenible.

 

La Fundación Grothendieck abrió el I Programa de Inmersión al Cambio Climático en modalidad de beca, centrado en el aprendizaje sobre la jurisdicción internacional de cambio climático y su implementación en Colombia. Este programa contó con 45 jóvenes becarios de regiones como la Caribe, Orinoquia, Andina y pacífico, quienes recibieron seminarios con docentes, activistas, académicos e investigadores nacionales e internacionales, así como talleres de escritura que tuvieron como producto una cartilla educativa que los jóvenes compartirán con sus comunidades, amigos y profesores.

 

Este proceso de aprendizaje no solo permitió intercambiar experiencias y conocimientos con expertos, sino que también abrió la puerta para conocer a otros jóvenes de distintas regiones del país que también quieren aprender y defender su entorno, dadas las malas prácticas en sus territorios. Adicional a estas interacciones, algunos de estos jóvenes fueron reconocidos por la Fundación Grothendieck por su compromiso y ganas de aprender y generar ideas viables y 

sostenibles en sus territorios, por lo que ahora son parte del Semillero de Embajador Climático.

 

Entre los jóvenes que fortalecerán sus habilidades de liderazgo, de escritura, de oralidad y de agencia con la fundación, encontramos a 2 jóvenes de la Región Orinoquia (Oscar Alexander Carrillo Parada y Angie Natalia Ramírez Guzmán). Al respecto de esta oportunidad, Oscar Alexander Carrillo Parada, becario y nuevo integrante del semillero Embajador Climático sostiene que él desea seguir aprendiendo para cambiar algunas prácticas en la Región Orinoquia y potenciar dinámicas relacionadas al aprovechamiento de los residuos sólidos, la arborización, el buen uso de las basuras y el consumo sostenible en Arauca.

 

De igual forma, Angie Natalia Ramírez Guzmán del Meta nos dice que está feliz con esta oportunidad y que quiere seguir aprendiendo para poder crear iniciativas que propendan por la sostenibilidad y el bienestar en su territorio. Particularmente, Angie está interesada en crear con la fundación y desde el semillero campañas de sensibilización ambiental para el cuidado de las fuentes hídricas y el manejo de las basuras, ya que son los problemas centrales que ella ha podido notar en Villavicencio.

 

Tanto Angie como Oscar invitan a otros jóvenes colombianos a hacer parte del II Programa de Inmersión al Cambio Climático como becarios para aprender y solidificar sus propuestas como líderes ambientales en sus regiones (inscripciones en: https://forms.gle/B2j8UD2jXGd8fNjJ9).

Desde la Revista Llano Adentro felicitamos a los dos representantes de la Región Orinoquia que participaron en la Beca y que ahora están en el Semillero Embajador Climático, para aportar a esta bella región y a sus planes de sostenibilidad y participación juvenil.

 

Referencia
Martínez, R. (2010). La importancia de la educación ambiental ante la problemática actual. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/1941/194114419010.pdf

 

 

201 lecturas

5